FLOR DE UN DÍA

Sakura in Tokyo, Japan

Lal contemplación del hanami

El sintoísmo otorga un lugar destacado a la veneración a la naturaleza, mientras que la filosofía budista recuerda lo efímero de la existencia. Por eso no es de extrañar que los japoneses hayan convertido la contemplación de las flores (hanami) en todo un arte y el descanso y ágape entre cerezos en flor en una tradición (se practica desde el siglo VII). Estos árboles empiezan a mostrar sus pétalos a finales de marzo en el sur del archipiélago y progresivamente, hasta finales de mayo, en latitudes más septentrionales. Una vez aparece, sin embargo, la flor se mantiene tan solo unos diez días. Todo el país se moviliza para el hanami: la oficina de meteorología incluye este dato en sus partes (sakurazensen) y llegado el momento trabajadores y familias llenan los parques. Gozar del buen tiempo entre amigos y ante esa fugaz y pálida explosión de color es un lujo de los que hay verdaderamente pocos.



No hay comentarios

Añadir más