GIRONA Y LA COSTA BRAVA

EXCLUSIVE_MAGAZINE_CADAQUES

Girona es un pequeño país lleno de contrastes: de cumbres nevadas a calas recónditas, de antiquísimas piedras a la cocina más innovadora

Si decimos que casi una tercera parte de la Costa Brava y el Pirineo de Girona es espacio natural protegido, uno puede hacerse ya una idea de lo que encontrará aquí.

Siete parques naturales, de contrastes espectaculares, que permiten al visitant recorrer desde las cumbres nevadas hasta las playas y las calas más encantadoras del Mediterráneo en pocos kilómetros.

Y en esta distancia tan corta, hay un lugar para pueblos de pescadores y poblaciones rurales de alta montaña. Para monasterios e iglesias románicas. Para restos íberos, ruinas grecorromanas, juderías y fortificaciones medievales. Para todo el legado surrealista de Salvador Dalí.

El propio Ferran Adrià o los célebres hermanos Roca podrían escribir estas líneas y seducir al lector con las maravillas de la gastronomía de Girona. Hablarían, seguramente, de la exquisita combinación de cocina tradicional y cocina creativa. O del feliz encuentro entre el espíritu innovador de los cocineros y los mejores ingredientes de la demarcación. El genio del restaurante El Bulli —ahora reconvertido en fundación gastronómica— y los tres maestros de El Celler de Can Roca son algunos de los embajadores de la gastronomía gerundense, una oferta repleta de propuestas originales y sabrosas.

Girona significa también macizos montañosos con mil rincones de gran belleza. Lagos, ríos y humedales con abundante vida animal. Playas, calas y acantilados de vértigo. Antiguos volcanes cubiertos de bosques. Jardines botánicos que suscitan infinidad de sensaciones. Caminos de ronda que permiten recorrer todo el litoral. Y un larguísimo etcétera.

Los enamorados de la playa encontrarán aquí un paraíso libre de estrés y de contaminación, con todos los servicios para disfrutarlo cómodamente. Así lo certifica la Bandera Azul que muchas de las playas de la demarcación han obtenido. Si, por el contrario, se quiere huir de la playa, se puede vivir el Mediterráneo de otro modo. Por ejemplo, descubriendo las pequeñas calas escondidas entre los acantilados y rodeadas de vegetación, accesibles por mar o desde caminos de ronda que rodean el litoral de algunos municipios. de la Costa Brava. Descúbrelo, respétalo y disfrútalo.

Aigua Blava

Aigua Blava

Volcán de Santa Margarida

Volcán de Santa Margarida

Recinto amurallado y Castillo de Tossa de Mar

Recinto amurallado y Castillo de Tossa de Mar

COSTA BRAVA
costabrava.org

EXCLUSIVE_MAGAZINE_Tossa_Ava_Gardner_11

EXCLUSIVE_MAGAZINE_MUSEO DALI

El pintor ampurdanés Salvador Dalí nos dejó un gran legado. Proponemos descubrirlo a través de los tres espacios que conforman el denominado Triángulo Daliniano. El Teatro-Museo Dalí de Figueres acoge una gran colección de obras surrealistas, además de las piezas del espacio Dalí-Joies. El mismo recorrido por el museo deviene una experiencia surrealista. Una habitación, por ejemplo, observada desde determinado ángulo, toma la forma del rostro de la actriz Mae West (foto superior). En la Casa-Museo Salvador Dalí, en Portlligat (Cadaqués), se encuentra la que fue su residencia-taller, con el mobiliario y los objetos personales del artista. Finalmente, el tercer espacio lo conforma la Casa-Museo Castillo Gala Dalí de Púbol, que Dalí regaló a su musa y donde esta está enterrada.



No hay comentarios

Añadir más