LOS BENEFICIOS DE APRENDER IDIOMAS

3623_sprachcaffe_malta_oct16_simeon

Los neurólogos recomiendan aprender una lengua extranjera para mejorar la salud cerebral, adquirir mayor capacidad de concentración y rejuvenecer el sistema auditivo.

Una investigación llevada a cabo por el Centro de estudios de idiomas, lingüística y área LLAS identificó más de 700 motivos para estudiar idiomas extranjeros. Los datos se obtuvieron a partir de literatura académica, documentos normativos y las opiniones de los propios estudiantes de idiomas. Estos motivos se engloban en 70 áreas clave en las que los idiomas son importantes o producen un beneficio directo para sus estudiantes.
Para los individuos, el aprendizaje de idiomas favorece el desarrollo de las capacidades académicas, lo que contribuye a la carrera profesional y al empleo, y de las habilidades comunicativas, la creatividad y estrategias de aprendizaje eficaces. Aprender idiomas desarrolla tanto las capacidades cognitivas (por ejemplo, la capacidad de analizar, interpretar y evaluar material de modo crítico) como las prácticas (por ejemplo, hablar y escribir en un segundo idioma al igual que en la lengua materna). El aprendizaje de un nuevo idioma puede incrementar las oportunidades laborales o el desarrollo de un nuevo negocio: hablar con potenciales clientes en su propio idioma a menudo puede marcar la diferencia.
El aprendizaje de idiomas también tiene importantes ventajas para el desarrollo personal y social; la satisfacción personal fue una de las principales razones citadas por los estudiantes para aprender otro idioma. Los idiomas también pueden conducir a una mayor movilidad, bien sea por motivos profesionales o de ocio. Aprender idiomas es divertido y hablar otra lengua hace del viaje una experiencia más placentera e instructiva.
El aprendizaje de idiomas beneficia además a la sociedad en su conjunto y permite una mejor comprensión de temas de actualidad como la diversidad, la globalización, el multilingüismo y la cohesión social. Quienes hablan más de un idioma pueden contribuir positivamente al desarrollo de las relaciones internacionales o la seguridad nacional. El multilingüismo es una característica esencial de instituciones como la Unión Europea. El aprendizaje de otro idioma ofrecerá ventajas en un mundo globalizado como el actual y también ayudará a comprender la diversidad dentro de la propia sociedad. También le proporcionará habilidades de competencia intercultural, que serán aplicables a cualquier contexto multilingüe o multicultural. Adecco destaca en un estudio la creciente externalización de las empresas y la importancia de la exportación en los negocios. “La demanda de candidatos que sepan comunicarse en otros idiomas es mayor en aquellas áreas que están en permanente contacto con proveedores, clientes o mercados distintos. Este es el caso del área de exportación, que es el que presenta de nuevo una mayor valoración de idiomas en su oferta de empleo”. Ingeniería Industrial, Economía, Derecho e Ingeniería Técnica Industrial han aumentado el porcentaje de ofertas que exigen una segunda lengua.
Con un segundo idioma se mejoran “todas las funciones cognitivas, la atención, la percepción, la memoria, la inteligencia y el lenguaje”, aseguran científicos del University College de Londres, que realizaron un estudio con cien personas de las cuales 80 eran bilingües. Su conclusión fue que aprender otro idioma altera la estructura cerebral, en concreto el área que procesa información. Desde la Universidad de York, en Canadá, señalan que aprender un nuevo idioma, por ejemplo el inglés, bastaría para conseguir una mayor rapidez cognitiva.
Los que aprenden un segundo idioma pueden retrasar los síntomas del alzhéimer hasta cinco años, según revela un estudio publicado en la revista Neurology. El estudio se realizó en Toronto, Canadá, por el Instituto de Investigación Rotman. Unos 200 pacientes diagnosticados con alzhéimer presentaban distinta evolución: los que habían aprendido un segundo idioma (la mitad de los pacientes) lograban retrasar hasta cinco años síntomas como la pérdida de memoria, la dificultad para planificar, la confusión o las dificultades para resolver problemas.
En el aprendizaje de un idioma se fortalece la capacidad de concentración. Desde el Centro de Ciencia del Lenguaje de la Universidad Penn State, en Estados Unidos, explican que los que hablan una segunda lengua realizan mejor y más rápido las funciones de multitarea. Los expertos coinciden en que los trabajadores que muestran en sus currículums que hablan el inglés u otra lengua están más capacitados para el trabajo en equipo y asumen mejor las responsabilidades.
El cerebro se puede mantener activo a través de ejercicios de gimnasia. Los neurólogos coinciden en que cuanto más se utiliza el cerebro menos frecuentes son los fallos en sus funciones. Aprender un idioma es una de las gimnasias más completas, porque se activa la memoria y se crean nuevas conexiones al cambiar de un idioma a otro. Así, funciones como el lenguaje quedan activas, al igual que otras como el raciocinio, el juicio,la abstracción o la capacidad de cálculo. La gimnasia comienza desde la primera lección.
El problema del nivel. David Thomas, responsable de aprendizaje del City of Bristol College, tiene perfectamente identificados los puntos débiles de los españoles a la hora de aprender inglés. Sus 27 años como profesor le han servido para detectar que el principal problema en España es la metodología de enseñanza basada en la memorización. Los estudiantes saben cómo responder ante un examen, pero no están preparados para usar el inglés en la vida real, opina. “Aprender un idioma tiene que ver con el desarrollo de habilidades. Eso requiere tiempo y mucha práctica; exponer a los alumnos a situaciones reales”, destaca.



No hay comentarios

Añadir más