MAICA DE LA CARRERA

maica de la carrera141305_4768

Diseñadora de moda

¿El verano es la mejor época del año?
Sí, me encanta. La luz, los días largos, hacer vida en la calle… Una de las sensaciones que más me gusta es darme un baño en el mar y secarme al calor del sol; es un placer.

¿Qué planes tiene para este verano?
En el verano me gusta pasar un par de semanas en la costa de Lugo, en Foz, ya que de allí es mi marido y tenemos muchos amigos y apego a esta zona. Me encanta el puerto, el olor a yodo que tiene el mar… Es una maravilla. Y después buscando sol seguro, nos iremos una semana a Tánger. Me emociona pasear con mi marido y mis hijos por la kasba, tomarnos un té moruno en el Zoco Chico e irnos a cenar un buen cuscús al hotel Minzah.

¿En verano suele viajar, volver al pueblo, trabajar, practicar el dolce far niente…?
De camino a Galicia siempre paramos en el Bierzo, en Villar de los Barrios, donde tenemos una casa familiar solariega del siglo xvi. Por el Soto, un bosque cercano a la casa, a veces vemos jabalíes.

¿Qué no falta nunca en su maleta?
Un cuaderno de notas donde escribo pensamientos y versículos, hago bocetos de diseños de moda que se me ocurren, anoto sitios curiosos… También llevo siempre una tela de algodón africano, que me sirve de vestido, pareo, toalla…

Una sugerencia para el que se queda de rodríguez en la ciudad.
Vivo en la Sierra Norte de Madrid. Desde aquí hay muchas rutas para despejarse y compaginarlo con salidas al centro de Madrid, a cenar a las terrazas de la plaza de Olavide o de las Comendadoras, etc. y ver una buena película en el cine.

Una escapada corta para quien no tenga mucho presupuesto.
Hay unos jardines preciosos en el Escorial, los Jardines del Príncipe. La entrada es libre y puedes llevarte la comida de casa y hacer un buen pícnic. Eso sí: mantelito mono, tacitas para el café, vajilla de porcelana… En plan british.

El viaje soñado.
Me vienen a la cabeza las playas de corales y de estrellas de mar, arena blanca y palmeras de Zanzíbar, bañándome con los delfines, tan en contacto con la naturaleza… Y el exotismo de Tanzania, el misticismo de Japón, México, China, la India… ¡Hay tantas diversidad de culturas y tanta riqueza!

¿En qué está trabajando ahora?
Hace poco abrí junto a mi hermana la galería de Mamah Africa, un espacio donde compaginamos decoración, exposiciones de arte, talleres de cocina, cuentacuentos… No son tiempos fáciles, pero estoy muy contenta de hacer un trabajo tan bonito.



No hay comentarios

Añadir más