UN SIGLO DE EXCELENCIA

cuvees de prestige

Líder mundial del cava de calidad

A un líder, explicaba Jorge González Moore, lo hace la fuerza de su carácter y la determinación para cumplir sus sueños. Eso es, precisamente, lo que ha llevado a Freixenet a cumplir el centenario de su primer cava como líder mundial de los espumosos de calidad elaborados bajo el método tradicional. La compañía sigue en manos de la misma familia que elaboró esa primera botella hace un siglo, manteniéndose como el gran líder de exportación, con 150 millones de botellas que se venden en más de 140 países de todo el planeta. La visión internacionalizadora, la innovación, la búsqueda constante de la excelencia, la elaboración de los mejores productos posibles en cada segmento y la perseverancia han sido algunos de los valores que han contribuido al éxito de Freixenet a lo largo de su historia. El presidente de Freixenet, Josep Lluis Bonet, identifica como claves del éxito de la compañía a lo largo del último siglo “la cohesión familiar, la visión a largo plazo, la apuesta por la calidad ofreciendo la mejor relación calidad-precio posible, la innovación, la pasión y la decidida internacionalización de la compañía”.
Uno de los proyectos más románticos que ha abordado Freixenet es la recuperación de la masía de la Freixeneda de Mediona, nombre que da origen a la marca. El proyecto lo ha impulsado el presidente de honor de Freixenet, Josep Ferrer, a sus 88 años. Han reconstruido viga a viga esta masía del siglo xiii que ha estado en manos de la misma familia durante diecinueve generaciones, y la están adaptando al negocio enoturístico. Con uvas de la finca, el director enológico de Freixenet, Josep Bujan, ha elaborado su primer tinto, un cabernet sauvignon (70%) completado con viejas garnachas también presentado en Alimentaria. Con este tinto de limitada producción, Freixeneda 2011, Josep Ferrer quiere rendir homenaje a sus padres y a los orígenes de la marca. La recuperación de La Freixeneda llega tras la puesta en marcha para la elaboración de cavas artesanos Gran Reserva de añada de la que fuera casa y bodega de su madre (Dolors Sala Vivé) en Sant Quintí de Mediona, Casa Sala. Francesc Sala Ferrés fundó en 1861 la Casa Sala, la primera marca exportadora de vinos en Sant Sadurní d’Anoia. Su hijo, Joan Sala Tubella, siguió con el negocio y, después de la boda de su hija Dolors Sala Vivé con Pere Ferrer Bosch, empieza el negocio del cava, en 1911.
Hoy, 100 años después de que saliera al mercado la primera botella bajo la marca Freixenet, este nombre no sólo ampara una excelente gama de cavas sino también el grupo vitivinícola integrado por 21 bodegas en las mejores zonas vitícolas de tres continentes, como Gloria Ferrer en California, Sala Vivé en México, Wingara en Australia, en Argentina o una de las maisons con mayor historia de la Champagne, Henri Abelé. También la apuesta por algunas de las mejores denominaciones de origen de España ha sido decidida, como es el caso de la Rioja (Solar Viejo), Ribera del Duero y Rueda (Valdubún), Priorat (Viticultors del Priorat / Morlanda), Montsant (Fra Guerau) o Rías Baixas (Vionta).

Only You Hotel & Lounge Madrid
Joan Sala, 2, Sant Sadurní d’Anoia
93 891 70 00
freixenet.es


Ver mapa más grande

24 FRX Tiratje

Freixenet nacería como marca en 1911, cuando Dolors Sala y Pere Ferrer Bosch decidieron continuar con la actividad de la antigua Casa Sala, pero elaborando cava. Bautizaron la empresa con el nombre Freixenet, diminutivo derivado de la finca familiar de los Ferrer, la Freixeneda. Josep Ferrer afirma que “de Pere Ferrer y Dolors Sala heredamos, mis hermanas y yo mismo, el legado vitivinícola de Freixenet y sobre todo la pasión por la calidad para prestigiar la marca, el afán de progreso y un sueño. Nos gusta mirar hacia atrás y ver que aquellos sueños son hoy una realidad.”



Hay 2 comentarios

Añadir más

Publicar un nuevo comentario